Jueves, 13 2024 Junio

Contentos de no jugar contra Japón

El entrenador de Nueva Zelanda, Steve Hansen, quedó impresionado con el magnífico nivel de rugby desarrollado por Japón y manifestó abiertamente estar contento de evitarlo en los cuartos de final.

Los jugadores neozelandeses estaban pegados al televisor en el hotel mirando el partido decisivo del Grupo A, entre los dueños de casa y Escocia, a la espera del futuro rival. Hansen fue muy claro e indicó que los Brave Blossoms en el corto plazo deberían ser considerados Tier 1.

“No les parece que está es una buena manera de jugar al rugby?”, preguntó después de observar la victoria japonesa por 28-21 este domingo. Funcionó contra Irlanda, ahora contra Escocia y antes con Samoa. Si la gente me pregunta contra quién quiero jugar les diría que Japón está en su mejor momento por lo que estoy contento que estén del otro lado del cuadro”, expresó.

Ambos equipos recién se podrían enfrentar en una hipotética final lo que sería un verdadero sueño para el país realizador de la RWC 2019 y los All Blacks se sienten venerados.

Al ser consultado sobre el presente de Japón como parte de la élite del rugby, agregó que “deben ser considerados como un equipo Tier 1, están jugando como tal. Están entre los mejores ocho equipos del mundo mostrando un rugby de calidad”.

A pesar de esto, Hansen siente que los habitantes del país anfitrión tienen que estar orgullosos del equipo después del traumático momento con el Tifón Hagibis azotando la zona. “Fue un maravilloso momento del torneo. Un verdadero impulso para este deporte, para el rugby japonés y para sus habitantes después de un fin de semana horrible”.

Los All Blacks ya tienen la cabeza puesta en el partido por los cuartos de final ante Irlanda a desarrollarse el próximo sábado, en Tokio. Aunque algunos jugadores decidieron disfrutar esa forma de jugar de los Brave Blossoms y el tercera línea Sam Cane fue uno de los que aplaudió esa magia: “La velocidad con la que juegan, las habilidades que muestran, son un verdadero reto para cualquiera”.

El centro de Nueva Zelanda y uno de los mejores jugadores de esta RWC, Anton Lienert-Brown, opinó que “ver cómo atacan y salen a jugar es impactante, la forme de atacar de manera directa es increíble y son pelotas de calidad. Y también impresiona la forma con la que te esperan para defenderse”.

Cane estaba emocionado por el presente de su ex compañero de los Chiefs en el Super Rugby, el capitán Michael Leitch. “Es una persona especial. Parece muy seria pero los que los conocemos podemos comprobar que no es una sorpresa su liderazgo y su espíritu al servicio de una nación que adopta como suya. Es una merecida recompensa que tiene por todo el trabajo y sacrificio realizado”, resaltó tercera línea sobre su colega nacido en Christchurch.

rns ic/js/djk/me/jg